Antonio Rocha y la democracia

Antes de ser elegido rector del Rosario, el colegial, bachiller y doctor en Jurisprudencia Antonio Rocha leyó un discurso, que publicó la Revista del Rosario (v.33 n.320-1 marzo-abril 1938), con motivo de encargarse de la vicepresidencia del Instituto Sanmartiniano.
El doctor Rocha Alvira ostentaba ya, por esas calendas, una hoja de vida admirable: ministro de varias carteras en la primera administración López Pumarejo y magistrado de la Corte Suprema de Justicia (1936), en la que se conoció como Corte Admirable. Todo ello más notable por cuanto este chaparraluno había nacido en 1899, es decir, pertenecía al grupo de «audacias menores de 40 años» de que se rodeó aquel presidente liberal.
«Fue América, en nuestro solar, donde apareció, tras un eclipse de milenios, la democracia», frase resonante del discurso, que ahora pueden leer íntegro:

d1

d2

d3

d4

d5

d6

d7

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s