Alejandro Aráoz Fraser: versiones horacianas

Según la Biblioteca Aldeana de Cultura, Alejandro Aráoz Fraser nació en Bogotá el 26 de junio de 1904. Bachiller bartolino, «contabilista muy experto» y profesor de dicha materia en el Rosario. Tenía asimismo sus aficiones humanísticas.

Florilegio poético.

Existe, en el Archivo Histórico, un volumen de sus versiones poéticas. Fue, pues, poeta original y traductor de poesía, antigua y moderna.
araoz

Bogotá: Minerva, 1953.

Dentro de la muestra, tomamos aquella oda horaciana (I 11), famosa por la frase carpe diem (aprovecha el día). Veamos, entonces, la traslación de Aráoz, acompañada de texto latino:

El nombre, según la prosodia latina, debe ser esdrújulo: Leucónoe.

En punto de traductores colombianos, es forzoso comparar con la versión de Miguel Antonio Caro:
leuconoe-caro

Otra forma de distinguir las odas es citando la primera frase, como aquí. Obras completas de don Miguel Antonio Caro. Tomo I. Bogotá: Imprenta Nacional, 1918.

Oigamos ahora a Pombo, insigne horaciano:
Traducciones poéticas por Rafael Pombo. Bogotá: Imprenta Nacional, 1917.

Traducciones poéticas por Rafael Pombo. Bogotá: Imprenta Nacional, 1917.

Echando mano de nuestros fondos, sacamos la versión de Francisco Vergara Barros:
leuconoe-verg

Odas de Horacio. Tomo I. Bogotá: Arboleda & Valencia, 1915.

Una versión más bien reciente, de la antología de Óscar Gerardo Ramos:
ramos

Cratera (grave) es la acentuación en griego y en latín, luego el esdrújulo no tiene razón de ser. Antología de poesía latina. Traducción y notas de Óscar Gerardo Ramos. Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1981.

Existe asimismo una versión decimonónica, en prosa, para que el lector se guíe y evalúe las ya citadas:
leuconoe-campos-copia

Horacio español ó poesías lyricas de Q. Horacio Flacco. Tr. Urbano Campos-Luis Mínguez. Barcelona: Juan y Jaime Gaspar, 1834.

 

campos-notas

Epítome y notas, de la misma edición.

Una versión adicional, en prosa francesa:
leuconoe-fr

Oeuvres complètes d’Horace, etc. Publiées sous la direction de M. Nisard. París: J. J. Dubochet et compagnie, 1845.

Cerramos con la correspondiente inglesa:
leuconoe-eng

Horace. Odes and Epodes. Edited and translated by Niall Rudd. Cambridge-London: Harvard University Press, 2004.

Comentario.

Aráoz agrega, en la primera estrofa, el adjetivo hermosa, solo para poder rimarlo con cosa. Acierta, luego, cuando dice «no consultes adivinos», pues los «babilonios números» ni los «cálculos caldeos» dicen mucho a un lector moderno (nótese que las versiones francesa e inglesa son más explícitas). Asimismo se desentiende de la alusión al invierno tirreno, también muy local y oscura para un americano. La última estrofa es muy ágil, de no ser porque echa en saco roto lo de «et spatio brevi / spem longam reseces» («y estrecha en breve círculo / las largas esperanzas», dijo Caro, muy literal), consejo horaciano muy importante en el conjunto.
Caro es difícil, como suele: qué tal el paso! interjectivo del penúltimo verso. Vergara Barros es fiel y fácil, acaso sin gracia. Respecto del carpe diem, parece que ninguna versión acierta a darle la fuerza del original.

*La inscripción latina del Claustro, en honor del rector Carrasquilla, no es redacción suya, como afirma Tesoros del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario: 350 años. El error procede de Rivas Sacconi, quien cita mal a Cortázar. La autoría es de monseñor Castro Silva.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s