Luxorio, poeta de Venus

Salió hace poco, en la Revista del Rosario, una nota sobre un desconocido poeta latino, entre antiguo y medieval. Allí se lee una muestra de sus obras, interpretadas por el autor.
Destacamos ahora una interpretación en forma de haiku. Dice así:

Epigrama 70:

Venus marmórea:
tus violetas te animan.
Mueve los brazos.

Cuyo original latino es:
lux-latine

Edición y traducción de Morris Rosenblum. Luxorius, a Latin poet among the Vandals. Columbia University Press, 1961.

Para no quedarnos atrás, proponemos una versión:

Venus en vistoso mármol recreada,

en el cuerpo ostenta signos de la vida.

Se ha infundido calor en los miembros

para animar con una flor su figura.

No hay allí engaño: si hay violetas,

adornarán rosas las caderas.

Para que el lector forme propio concepto, compartimos una versión inglesa:

lux-britannice

Mármol vivo.

Étienne Maurice Falconet: Pygmalion et Galatée[notes 1] (1763)

Étienne Maurice Falconet: Pygmalion et Galatée (1763). Fuente: Wikipedia.

No es una idea propia de Luxorio que un mármol cobrara vida. Su antecedente más notorio es el mito de Pigmalión, escultor enamorado de Galatea, hechura suya, según Ovidio. Lo que parece hacer Luxorio es basarse en la imagen de Venus coronada de violetas, acompañándole rosas en sus miembros inferiores (famulas inguinibus rosas), en una clara alusión a las potencias de la divinidad. Lo cual para el autor es muy verosímil (nec mendax locus est): si hay violetas, ¿por qué no rosas?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s