Muchachas gaditanas y un supuesto baile flamenco

Cádiz es ciudad antigua y estratégicamente situada. Mas hoy no nos interesa ni lo uno ni lo otro, sino unas curiosas alusiones a cierto producto de exportación: las puellae Gaditanae (muchachas gaditanas).
Las referencias literarias no son otras que dos poetas, uno hispanorromano: Marcial y Juvenal. Ambos aluden a la destreza artística de las gaditanas y a sus efectos en el público. Eso es lo que «consta de autos». Ahora bien, que dicho baile, más bien lascivo, tenga algo que ver con la historia del flamenco es más que dudoso, como apuntan los expertos*.

Marcial.

Al parecer, quien más se entretuvo con ellas, pues dejó tres alusiones.
Una primera alusión (VI 71) nos informa que su destreza consiste en bailar, tocar castañuelas y acompañar la ejecución de gestos lascivos. Todo ello tan bien que podría encender pasiones en venerables ancianos.

Edere lascivos ad Baetica crusmata gestus

et Gaditanis ludere docta modis,

tendere quae tremulum Pelian Hecubaeque maritum

posset ad Hectoreos sollicitare rogos,

urit et excruciat dominum Telethusa priorem:

vendidit ancillam, nunc redimit dominam.

Ya antes nos había advertido que, en cierta cena (V 78), no habrá muchachas de la «corrupta Cádiz», duchas en menear sus «lascivas grupas». En cambio, habrá sana música de flauta.

nec de Gadibus inprobis puellae

vibrabunt sine fine prurientes

lascivos docili tremore lumbos;

sed quod non grave sit nec infacetum,

parvi tibia condyli sonabit.

Luego la cosa sube de punto (XIV 203): el baile es tan sugestivo que llevaría al pecado de Onán a todo un modelo de castidad, Hipólito.

Tam tremulum crisat, tam blandum prurit, ut ipsum

masturbatorem fecerit Hippolytum.

Juvenal.

Una referencia breve, pero coincidente en lo fundamental con las de Marcial. Allí se indica que las gaditanas se llevaban el aplauso cuando tocaban tierra con su vibrante baja espalda (Sat. XI):

Forsitan expectes ut Gaditana canoro

incipiant prurire choro plausuque probatae

ad terram tremulo descendant clune puellae;

Por la descripción de ambos autores, uno piensa más bien en un baile oriental. Los verbos indican deseo y movimiento vivos (urit, prurit, crisat), con visibles efectos. Los sustantivos, asimismo, indican una parte de la anatomía que hemos llamado baja espalda (lumbus, clunis).

 

 

*Goldberg, K., Bennahum, N., Hayes, M. Flamenco on the Global Stage: Historical, Critical and Theoretical Perspectives. Mcfarland & Co, 2015. Allí, Kathy Milazzo colabora con el capítulo «Ancient Dancers of Cádiz, puellae Gaditanae and Creation of Myth».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s