Contrapunteo de bibliotecarios

Como ya se ha visto en este blog, las guardas de los libros tienen vida, ora se defienda una escuela filosófica, ora se aconseje la lectura de un autor clásico. La cosa puede dar para desahogos más ligeros, con cierto tinte filosófico: un bibliotecario se pregunta si siglo y pico es poco o nada, a lo que le responde un colega, de otro siglo (que ya ustedes me dirán si es nonada, para usar un arcaísmo), con una graciosa décima.

La obra huésped, si se nos permite el biologismo, es Instituciones politicas: al serenissimo señor don Baltasar Carlos, principe de las Españas, y Nuevo Mundo, por Diego de Tobar Valderrama (Madrid, 1645).

FN-000006

Ahora veamos lo que ponen las guardas:

Cabrera décima

Aunque el bibliotecario de 1925 es anónimo, por sus inclinaciones poéticas sugerimos identificarlo con Franco Quijano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s