El Inca Garcilaso de la Vega, cuarto centenario

Cuatro centurias se cumplen de la desaparición del primer mestizo americano. En efecto, al decir Inca Garcilaso de la Vega se reúnen lo americano y lo peninsular, en una de las primeras figuras intelectuales del Nuevo Mundo.

La obra.

El Archivo Histórico conserva una obra del Inca: La Florida del Inca. Historia del adelantado Hernando de Soto, etc.
Nótese la forma Cozco.

Nótese la forma Cozco.

Aparecida en Lisboa y 1605, trátase aquí de una edición enmendada de “muchas erratas de la primera y añadida copiosa Tabla de las cosas notables”, además del ensayo cronológico hasta 1722, como puede verse en la portada.
La obra narra la expedición de Soto a la Florida (1539-43), según se la refiriera al autor un testigo, el capitán Gonzalo Silvestre. El Inca tuvo, al parecer, conocimiento de otras crónicas, pero se considera como su fuente el testimonio oral.

El autor se declara simple “escribiente”.

 

Curiosa captatio

Curiosa captatio beneuolentiae (petición de buena voluntad): “las faltas que lleva se me perdonen, porque soi Indio”.

 

El editor

El editor, Grabiel Daza de Cárdenas (seudónimo de Andrés González de Barcia Carballido y Zúñiga), reproduce la lápida del Inca.

Luego de proemios y aprobaciones, viene por fin la crónica:

F5

Un sumario realmente provocativo.

Un sumario realmente provocativo.

Una muestra del lenguaje y tono de la crónica:
III 7 p. 120.

III 7 p. 120.

Recomendamos, pues, esta obra a la curiosidad de los lectores.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s