Idilios griegos, versiones castellanas

En el estreno de la Revista del Rosario hallamos unas cuantas traducciones del griego. Para 1905, su autor apenas llevaba dos años siendo extranjero, pues había nacido colombiano (1876, Garachiné, provincia del Darién). José de la Cruz Herrera vino a este Colegio a estudiar gracias a una beca del gobernador de su provincia. Se graduó en 1899 y comenzó a ejercer la cátedra de Griego, título con que firma las traducciones publicadas.
Las tesis para optar grados en Filosofía eran, en esa época, principalmente de tema literario. Recuérdese que la carrera de Literatura en el país es más bien reciente.

Las tesis para optar grados en Filosofía eran, en esa época, principalmente de tema literario. Recuérdese que la carrera de Literatura en el país es más bien reciente.

Poco después, contrae matrimonio en Bogotá y marcha a Inglaterra, consagrado a la docencia de las lenguas clásicas (1906-10); y luego en su tierra natal, que ya era otro país. Sirvió asimismo en la diplomacia el consulado panameño en Argentina, donde murió en 1961.
Miembro de numerosas sociedades científicas, entre las cuales se cuentan la de la Lengua, en su país, y la Española. Fue, pues, educador, traductor y periodista. Participó en política y publicó estudios sobre Bolívar.
¿Cuántas donaciones recibiría Cuervo de admiradores espontáneos?

¿Cuántas donaciones recibiría Cuervo de admiradores espontáneos?

La traducción.

Trátase de un idilio de Mosco, poeta bucólico griego, siracusano de nacimiento y que floreció hacia 150 a. C. El idilio (εἰδύλλιον, diminutivo de εἶδος, es decir, «ideíta», «apunte», «aspecto») es una poesía breve, de tema bucólico (βουκολικός, referente al cuidado de los bueyes, rústico), compuesta en hexámetros dactílicos y en dialecto dórico.

τὰν ἅλα τὰν γλαυκὰν ὅταν ὥνεμος ἀτρέμα βάλλῃ,

τὰν φρένα τὰν δειλὰν ἐρεθίζομαι, οὐδ̓ ἔτι μοι γᾶ

ἐστὶ φίλα, ποθίει δὲ πολὺ πλέον ἁ μεγάλα μ̓ ἅλς.

ἀλλ̓ ὅταν ἀχήσῃ πολιὸς βυθός, ἁ δὲ θάλασσα

κυρτὸν ἐπαφρίζῃ, τὰ δὲ κύματα μακρὰ μεμήνῃ,

ἐς χθόνα παπταίνω καὶ δένδρεα, τὰν δ̓ ἅλα φεύγω,

γᾶ δέ μοι ἀσπαστά, χἀ δάσκιος εὔαδεν ὕλα,

ἔνθα καὶ ἢν πνεύσῃ πολὺς ὥνεμος, ἁ πίτυς ᾄδει.

ἦ κακὸν ὁ γριπεὺς ζώει βίον, ᾧ δόμος ἁ ναῦς,

καὶ πόνος ἐστὶ θάλασσα, καὶ ἰχθύες ἁ πλάνος ἄγρα.

αὐτὰρ ἐμοὶ γλυκὺς ὕπνος ὑπὸ πλατάνῳ βαθυφύλλῳ,

καὶ παγᾶς φιλέοιμι τὸν ἐγγύθεν ἆχον ἀκούειν,

ἃ τέρπει ψοφέοισα τὸν ἀγρικόν, οὐχὶ ταράσσει.

[El texto griego es de Edmonds, disponible en la página de Perseus]

Mosco

Para referencia de los lectores, ofrecemos una versión más literal de la obra:

Cuando el viento el glauco océano suavemente impele, olvido la cobardía y la tierra ya no es más amiga; atráeme en cambio con vehemencia el mar.

Mas cuando el abismo cano resuena, la superficie se cubre de espuma y las olas se revuelven crecidas, ansioso busco la tierra y los árboles, huyendo del mar. Me es grata la playa y el bosque umbrío me deleita, pues si hay mucho viento, el pino silva.

Cuán sufrida la vida del pescador, cuya casa es una barca y su trabajo marino; los peces su errante caza. Yo en cambio dulce sueño bajo copudo plátano y de la fuente el arrullo cercano oír prefiero, que deleita con su murmullo al salvaje y nunca molesta.

Comentario.

La estrofa escogida por el traductor es la silva (combinación de heptasílabos y endecasílabos), forma que empleó Garcilaso de la Vega en sus églogas (ἐκλογή, «selección», poesía escogida):

¡Oh más dura que mármol a mis quejas,

y al encendido fuego en que me quemo

más helada que nieve, Galatea!,

estoy muriendo, y aún la vida temo;

témola con razón, pues tú me dejas,

que no hay, sin ti, el vivir para qué sea.

Vergüenza he que me vea

ninguno en tal estado,

de ti desamparado,

y de mí mismo yo me corro agora.

¿De un alma te desdeñas ser señora,

donde siempre moraste, no pudiendo

de ella salir un hora?

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo. [I 57-70]

Volviendo a nuestra traducción, Herrera convierte tres hexámetros en una estrofa de cinco versos (o 4,5 contando el heptasílabo como medio verso). La rima es fluida y la versión casi no se desvía de las ideas del original.
Ofrecemos, para los curiosos, la versión inglesa que da Edmonds para la colección Loeb:

Herrera 3

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s