Certámenes públicos, vieja tradición académica

Entre las tradiciones académicas que se han perdido, llama la atención la consistente en la exposición del progreso de los estudiantes en el año escolar. Era el examen de fin de año, pero en plaza pública.
1

«se versará», curioso uso pronominal del verbo. 26-6-1826.

Las conclusiones o certámenes públicos eran tradición española. En principio, el catedrático elegía un alumno para que rindiera examen público. Se cursaban invitaciones a las autoridades eclesiásticas y civiles. En su tiempo, la Corona controlaba los temas que habían de exponerse; luego el gobierno republicano se encargó de dar el pase respectivo, si los asertos o programas eran congruentes con el plan de estudios vigente. La Dirección General de Estudios fijaba fechas para cada plantel, así como los catedráticos que debían replicar y argüir.
Nótese el "indijena de Mamatoco" y la Arismetica.

Nótese el «indijena de Mamatoco» y la Arismetica.

La reforma de Santander.

Desde 1825, el vicepresidente resolvió que varios estudiantes acudieran a las conclusiones públicas (en principio era un elegido). Ello con el loable propósito de incentivar la competencia entre los discípulos. Los elegidos no podían faltar a la cita, so pena de perder la materia correspondiente. Del resultado del evento debían informar los catedráticos al poder ejecutivo.
Nótese que por Filosofía se entendía también ciencias naturales.

Nótese que por Filosofía se entendía también ciencias naturales.

Como buen acto público, la examinación tenía el siguiente orden: presidente y vicepresidente de la república, arzobispo, director de estudios, rector y vicerrector de la universidad, catedráticos según su antigüedad y, por último, los asistentes. El examen se aprobaba con tres aes, o se reprobaba con tres erres. A partir de 1840, el voto se hacía mediante bolas blancas y negras. Cada examinador recibía cuatro de ambos colores y debía, según su criterio, otorgar cuatro blancas, negras o combinadas. Se aprobaba teniendo dos tercios de color blanco.
4

Notas de Gramática para el curso de Artes, octubre de 1793. Entre los examinadores figura el vicerrector, Camilo Torres.

 

Algunas muestras, tomadas de los documentos del Archivo Histórico:

 

5

Los «elementos» pueden verse en nuestro sitio de Facebook.

 

6

7

8

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s