The Oxford Dictionary of Byzantium: mil años en tres volúmenes

En 1968, Peter Wirth (München, 1930) principió la publicación de una magna obra: Reallexikon der Byzantinistik. Su intento era ofrecer al público un trabajo equivalente a la Pauly-Wissowa, pero no pasó de ahí: el diccionario dejó de aparecer a los pocos fascículos.
No era la primera vez que se intentaba llenar el vacío de una obra de consulta sobre Bizancio. El primero en proponerlo fue Gyula Moravcsik (Budapest, 1892-1972), en un artículo de 1949. Johannes Irmscher (Dresden, 1920-2000) intentó ponerlo por obra años después, en una visita a Moscú, como proyecto germano-ruso. Mas tampoco pasó de ahí.
De administrando
Respecto de la academia americana, la empresa fue concretándose en la década del 1980. Giles Constable, director de Dumbarton Oaks, colaboró con la formación del consejo editorial, al mando del académico ruso Alexander Kazhdan (Moscú, 1922-97), y asesor. Conseguidos los recursos, se firmó contrato con Oxford University Press.

La obra.

Byzantium Oxf
En su Prefacio, declaran que las obras existentes sobre Bizancio la tratan como parte de un conjunto, o bien le dedican secciones y apartados de materias específicas. El Oxford Dictionary of Byzantium (ODB) es la primera obra en reunir todo el material referente a los estudios de Bizancio. No es, sin embargo, un diccionario exhaustivo, sino selectivo. Planeaban los editores un texto de unas cinco mil entradas y un millón de palabras, poco más o menos. Como “toda humana previsión”, fue flaca, y los tres volúmenes definitivos duplicaron las expectativas.
Una obra de tales proporciones enfrenta no pocas cuestiones técnicas. Veamos algunas: cronológicamente, va de los siglos IV a XV. No hay, pues, tradición posbizantina (Byzance après Byzance). Por el aspecto geográfico, comprende todas las regiones que pertenecieron al imperio, así como las que tuvieron fuerte relación con él. La redacción de los artículos es combinada, de suerte que en una entrada pueden aparecer los datos de varios especialistas.

Crece la biblioteca del Archivo.

Pues bien, El Archivo Histórico de la Universidad del Rosario tiene para la consulta esta importante obra de referencia sobre Bizancio, junto con otras que permiten un mejor conocimiento de la Antigüedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s